Sobre ciencias y teoría (I)

La teoría de la ciencia

¿QUÉ ES UNA TEORÍA?

Según la primera acepción del diccionario es:

1- Conocimiento especulativo considerado con independencia de toda aplicación. [1]

El origen etimológico de la palabra se deriva del griego θεωρειν “observar” que se refiere precisamente al pensamiento especulativo[2]. Proviene del griego theōreō, formada por la partícula thea (vista) como sufijo, indicando “he aquí” y horō (ver). También hay quienes la remontan a Theos (Zeus) orao (visión), que se traduciría a “una visión desde la perspectiva de Dios”, esta afirmación intenta explicar la traducción al latín de teoría por contemplatio, es decir “ver desde el templo” o quizás ver lo que está allá arriba, en el templo. Una de las dos acepciones que tiene el diccionario Hebreo-Español dice: Teoría = Torá[3], y aclara que es para el uso de la ciencia.

Hoy en día la teoría está directamente relacionada con el campo de las ciencias; sin embargo, en los albores de la humanidad, los primeros modelos y teorías surgen a partir de la pregunta que el ser humano se hace sobre sí mismo, sobre su naturaleza más íntima, sobre la vida y sobre los actos intelectivos; siendo quizás Platón el primero en elaborar un modelo con pretensión de ciencia, en su intención de comprender y explicar el alma; tema que, a pesar de nuestros avances en el conocimiento, estamos muy lejos de haber comprendido, o siquiera de encarar en términos de realidad.

Si bien es cierto que la ciencia no está para intentar descifrar los misterios del alma, también es evidente que ésta se ha encargado muy poco en comprender la naturaleza íntima del ser humano, más bien se ha vertido totalmente “hacia fuera”, hacia lo físico, medible, cuantificable, mecánico, material y objetivo. La teoría científica está casi exclusivamente al servicio de lo práctico y utilitario –cosa que no debe ser reprochable ya que una teoría que no puede ser aplicada no tiene ninguna utilidad– pero una rápida mirada a la situación actual nos demuestra el resultado de esta exteriorización: La ciencia avanza, la humanidad no.

Fácilmente se puede verificar este enunciado. Supongamos que algún fenómeno de tipo natural o tecnológico hace colapsar los sistemas electrónicos, no pasarían muchas horas y la sociedad entraría en un caos que escalaría desde lo más vano (como no ver la novela, o no poder usar el chat) hasta lo más serio (colapso de sistemas financieros, transporte, servicios básicos). Hasta tal punto le hemos apostado a nuestro potencial tecnológico que nuestro potencial natural tiende a reducirse al mínimo. No hablaremos aquí de tantos y tantos productos que inventamos para hacer el mínimo esfuerzo mental y físico, basta citar algo tan simple como dejar que el procesador de texto del computador sea el encargado de corregir nuestra ortografía, o aquel cinturón que por medio de un impulso eléctrico promete devolvernos la talla deseada mientras disfrutamos viendo televisión, para darnos cuenta de los niveles de confianza y pereza que la tecnología nos ocasiona. Pero obviamente no podemos culpar a la ciencia de esta casi involución (a pesar de que ésta avance como algo independiente al ser humano), a la final es el individuo quien decide la manera más provechosa de utilizar la tecnología y ciencia disponibles.

Vale detenernos un poco más en la relación de la teoría con las ciencias para intentar descifrar las causas de esta posible involución del ser humano a la que nos hemos referido.

La ciencia es el conjunto de conocimientos obtenidos por el ser humano mediante la observación y el razonamiento, sistemáticamente estructurados y de los que se deducen principios y leyes generales. La ciencia hace uso de las teorías existentes y la ciencia “crea” teorías nuevas.

Cuando hablamos de tecnología nos referimos a las ciencias aplicadas, es decir a la aplicación del conocimiento teórico a las ciencias humanas y al desarrollo. Las teorías de la ciencia aplicada son comprobables en la naturaleza, en lo existente; la naturaleza es estudiada por las ciencias naturales, que se sustentan en las ciencias formales (matemática, lógica). Las primeras estudian el ser, las segundas el saber, pero la realidad de estas ciencias es objetiva, es la misma para toda la humanidad, su avance se sustenta en la capacidad de comprensión del hombre ante la naturaleza y del avance de la misma tecnología para poder comprobar nuevas hipótesis que apoyen nuevas teorías, es decir para comprender más profundamente la naturaleza. Estas ciencias, al ser objetivas, se basan en el objeto de estudio, se fundan en los hechos y en la lógica, no tienen nada que ver con nuestro modo de pensar o de sentir; las ciencias naturales estudian los aspectos físicos y no los aspectos humanos del mundo y del universo. Esta amplitud que va desde la química de los componentes celulares del cerebro hasta la incertidumbre de los agujeros negros o los límites del universo, le exige fragmentarse para mejor estructurar y categorizar el amplio saber de la naturaleza. Así, surgen la biología, física, química, geología y astronomía como materias separadas, que sin embargo se refieren a una misma realidad, al ser.

(Leer segunda parte)


[1] Diccionario de la Real Academia Española.

[2] La palabra especular deriva del latín speculari “mirar desde arriba, observar”; también de specularis que quiere decir “relativo a un espejo”. En latín tardío speculativus se empleó en lenguaje filosófico en relación a “teórico o contemplativo”.

[3] Libro que recoge la ley judía, son los cinco primeros libros del Antiguo Testamento. En un sentido más amplio Torá designa la totalidad de la revelación y enseñanza divina al pueblo de Israel.

Etiquetas: ,

One Comment to “Sobre ciencias y teoría (I)”

  1. this is an opportunity for a strong lesson in spanish! thanks, i am really happy to be receiving your posts!
    z

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: